miércoles, 18 de octubre de 2017

Parque del Monasterio de Piedra



En la provincia de Zaragoza, entre las montañas del Sistema Ibérico y muy cerca del pueblo de Nuévalos, existe un paraíso de vegetación y agua. Hablamos del Parque Natural del Monasterio de Piedra.

HISTORIA
Este Parque Natural es obra de Juan Federico Muntadas Jornet, escritor que en 1863 se trasladó a vivir a Zaragoza para pasar largas temporadas en el monasterio que heredó de su padre.
Recorrido:
  1. Se comienza el recorrido en una planicie, y pronto se llega a la Cascada Baño de Diana, pequeño salto con agua que llega de la Cascada de la Caprichosa.
  2. Enfrente de la cascada está el Lago de los Patos.
  3. Encontrándonos a pocos metros la Cascada Trinidad.
  4. Al lado de esta cascada nos encontramos con dos grutas llamadas de la Pantera y de la Bacante, las dos más pequeñas junto con la gruta de la Carmela que se encuentra al final de este recorrido.
  5. También se encuentran en este recorrido grutas más grandes, como la llamada Gruta del Artista, situada a continuación de las grutas antes mencionadas.
  6. Justo al lado de la gruta del artista se encuentra la llamada Cascada La Caprichosa.
  7. El itinerario continua subiendo por unas escaleras situadas entre esta preciosa cascada y la gruta del artista, la cual nos lleva al área denominada Parque de Pradilla, por donde el agua del río Piedra  transcurre de forma escalonada creando una sucesión de pequeñas cascadas llamadas los Vadillos.
  8. El camino vuelve a bajar hasta llevarnos a los conocidos como los Fresnos Altos y Fresnos Bajos.
  9. Una vez abajo llegamos a la cascada Iris que nos da paso a la gruta del mismo nombre.
  10. La Gruta Iris es uno de los lugares más mágicos del parque, ya que esta cueva nos adentra a un mundo subterráneo de estalactitas y estalagmitas.
  11. Nos adentramos en la cueva y un clamor de agua nos hace volvernos, se trata de la Cascada Cola de Caballo.
  12. Seguimos el curso del río Piedra pasando por la piscifactoría de Las Pesqueras, en la cual se crían varias especies de truchas. Siguiendo el camino llegamos a otros de los lugares mágicos del parque, se trata del Lago del Espejo.
  13. Después de  este remanso de paz llegamos al final del recorrido, en el que dos cascadas nos obsequian con el rumor de sus aguas, son la cascada de Los Chorreadores y la cascada Sombría.
EP